LA SALUD BUCODENTAL Y EL RENDIMIENTO DEPORTIVO

La salud bucodental es primordial para el buen rendimiento del deportista. No obstante, son pocos los jugadores, profesionales y amateurs, que prestan la suficiente atención a su cuidado bucal. A pesar de que los controles médicos son una constante en el deporte, ¿se da la suficiente importancia a la salud bucodental?

Una mala higiene bucal

La boca es una de las estructuras de nuestro cuerpo que necesita más cuidados. En ella, se encuentran millones de bacterias. Una mala higiene bucal provoca la acumulación de placa bacteriana sobre los dientes. Esta acumulación puede desencadenar en caries, gingivitis u otras enfermedades periodontales. “Cuando hay infecciones o se remueven focos infecciosos, las bacterias acumuladas en la cavidad oral pueden pasar al flujo sanguíneo” – explica Mª Antonia Espí, médico estomatóloga. “La sangre será el vehículo que podrá transportar los gérmenes a otras partes de nuestro organismo, pudiendo causar distintas patologías” – añade.

“Inflamación o dolores articulares, desgarros o contracturas musculares, sensación de fatiga o lesiones tendinosas” – enumera Sílvia Domínguez, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y reeducación postural con una amplia experiencia en el ámbito deportivo. Todas ellas son lesiones con una influencia directa en el rendimiento deportivo. En ocasiones, pueden derivarse de infecciones bucales. “Una mala salud bucodental incluso puede alargar la recuperación de una lesión o cronificarla” – añade Domínguez, que ha visto casos de lesiones con causa dudosa y una tardía recuperación que finalmente tenían su origen en la cavidad oral.

Las erosiones dentales

Mireia Libran, dietista i nutricionista en el Hospital Universitario Mútua de Terrassa y el Q Sport Urban Fitness de la misma ciudad, explica que “en general los deportistas tienen un mayor riesgo de padecer caries debido al reiterado y excesivo consumo de bebidas energéticas con un alto contenido en azucares sencillos.” En esta línea, Lluís Parera, odontólogo especializado en odontología deportiva, explica que “en los últimos años se ha incrementado el consumo de bebidas isotónicas en la práctica deportiva para contrarrestar los fluidos y electrólitos. Es muy importante la prudencia en la ingesta continuada de estas, puesto que mayoritariamente tienen un componente ácido (marcado por el ph) que puede potencialmente provocar erosiones en la superficie dental. La alteración por la acidificación de la estructura mineral de los dientes puede ocasionar pérdida de estructura dental, sensibilidad y dolor, descalcificaciones y, en un futuro, caries.” Parera añade que “además, los deportistas tienen una disminución de la capacidad protectora de la saliva fruto de la deshidratación como parte del entrenamiento, la pérdida de fluidos corporales, el aumento de la sudoración y la temperatura, y la respiración bucal. Todo ello provoca que la secreción de saliva fisiológica disminuya significativamente, y si a esto le sumamos una ingesta continúa de estos productos aumenta el riesgo de erosión dental.”

Una oclusión dental defectuosa

Pero no sólo la falta de higiene puede dificultar el rendimiento del deportista. Una oclusión dental defectuosa puede provocar defectos de control postural y equilibrio. “Estos defectos en la postura exponen al deportista a tener lesiones musculares y articulares más fácilmente” – destaca Domínguez. En cambio, “una buena oclusión garantiza el equilibrio de la propia boca protegiéndola en todos sus movimientos” – puntualiza Oriol Nadal, odontólogo especializado en ortodoncia. “Lo que a su vez ayuda a generar un equilibrio corporal”.

A menudo, la mala oclusión puede estar causada por la falta de piezas dentales. A su vez, “esta ausencia puede provocar alteraciones del aparato digestivo. Si los alimentos no se mastican correctamente, el estómago tiene que trabajar más, gastar más energía y el proceso digestivo se ralentiza” – añade Libran.  “Una mala digestión afecta al rendimiento deportivo.”

Que las afecciones bucodentales alteran la puesta a punto del deportista es una realidad. Por ello, COVER PROTEC y su equipo de especialistas recuerdan la importancia de las revisiones odontológicas periódicas.

El deporte está asociado a la salud bucodental

La salud bucodental influye en el rendimiento deportivo y viceversa. “El deporte como parte de un estilo de vida saludable se asocia a una buena salud bucodental, ya que hacer ejercicio tiene un efecto antinflamatorio y permite mejorar el sistema inmunológico” – comenta Carmina Guitart, médico pediatra del Hospital Sant Joan de Déu.

Aboguemos por la premisa: hacer deporte para la salud bucodental y cuidar la salud bucodental para el buen rendimiento deportivo.

 

One Reply to “LA SALUD BUCODENTAL Y EL RENDIMIENTO DEPORTIVO”

  1. Pingback: BEBIDAS ISOTÓNICAS: ¿BENEFICIOSAS O PERJUDICIALES? - Cover Protec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptar el Aviso Legal.